Abogados accidentes tráfico Madrid. Un accidente en una rotonda:

Abogados accidentes tráfico Madrid

Abogados accidentes tráfico Madrid-Tamara Ocaña GarcíaCada vez es más común que cuando se sufre algún tipo de percance al volante, se recurra a internet para buscar el asesoramiento necesario. Así, es común buscar algún abogado de accidentes tráfico, más que nada para hacerse una idea de lo que uno puede esperar del proceso al que se enfrenta. No somos pocos los especialistas, entre los abogados de accidentes de tráfico en Madrid, que nos solemos encontrar con clientes con una idea bastante equivocada del asunto.

Y no es que en la red el abogado de un accidente de tráfico vaya a escribir artículos o consejos erróneos, sino que siendo el Derecho una materia tan especializada, en la que se usan habitualmente términos con un significado diferente del coloquial, la comprensión de alguien sin la suficiente formación jurídica, como es lógico, puede que no sea todo lo buena que el problema requiere.

No se puede exigir a nadie que sea especialista en leyes, de la misma forma que no se le puede exigir ser médico o ingeniero. Pero todos debemos ser conscientes de nuestras capacidades y conocimientos a la hora de plantearnos acciones que pueden revestir una importancia económica apreciable. Un asesoramiento personalizado, ya sea presencial u on-line, es fundamental.

Cada caso es un mundo:

Además, por mucho que se quieran dar pautas con las que afrontar un tema así, cada caso es diferente. Un abogado en un accidente de tráfico lo primero que hará será recabar toda la información posible de lo sucedido. Cada detalle es importante, por mucho que al cliente le pueda parecer irrelevante.

De hecho se suele dar la paradoja de que haya aspectos que el implicado considere meramente anecdóticos, pero que los buenos abogados de tráfico entiendan que son fundamentales para el feliz desenlace del asunto.

Abogados accidentes tráfico Madrid

Y además, hay un aspecto a tener en cuenta ante los accidentes de tráfico, las indemnizaciones, cuyo cálculo hay que estudiar de forma personalizada en función de diversos tipos de variantes, que van desde la edad a las circunstancias económicas del lesionado.

Implicaciones de un accidente:

Por otra parte, unas circunstancias en las que se producen daños en los bienes y lesiones en las personas, pueden ser materia de la competencia del Derecho Penal. Un simple despiste fortuito o unos frenos que no funcionan con la precisión esperada (por poner un par de ejemplo, tan sólo) pueden ser fruto de la ingesta de alcohol o del negligente mantenimiento de un vehículo profesional.

Por eso los abogados de accidentes de tráfico en Madrid, al igual que los del resto del país, están habituados a estudiar tanto el aspecto penal como el civil, al tiempo que las posibles implicaciones laborales.

Un simple despiste, un conductor no habituado a los frenos del vehículo que dirige o causas similares excluyen cualquier consideración penal del accidente; pero un profesional que no ha descansado el periodo obligatorio, una conducción temeraria o la ingesta de alcohol o drogas, por citar algunos ejemplos, pueden acarrear, además de la obligación de reparar el daño, una condena penal, que junto con la retirada del carnet de conducir puede llevar aparejada desde una multa (de 360€ a 24.000€) hasta un tiempo en prisión.

Abogados accidentes tráfico Madrid, caso de Jaime D.B.

Los riesgos de las rotondas:

Sobre lo que estoy escribiendo me viene ahora a la mente el caso de Jaime D. B., quien no hace demasiado tiempo vio concluido satisfactoriamente el procedimiento por unos hechos similares a los descritos.

Jaime D. B. se dirigía a su casa cuando, tras detenerse a llenar el depósito de su vehículo en una gasolinera, en una rotonda colisionó con otro coche que entró en ella sin cederle el paso.

En principio no parecía un asunto tan complicado. Estaba claro el responsable de los daños, puesto que la prioridad de paso la tenía Jaime D. B. al encontrarse circulando por la rotonda. Sin embargo, se presentaban tres problemas principalmente.

Abogados accidentes tráfico Madrid, caso de Jaime D.B.

El otro conductor, lejos de admitir los hechos, afirmó que era él, y no mi cliente, quien circulaba por la rotonda. De un primer vistazo a la forma en que permanecían los vehículos a la llegada de la Guardia Civil, era difícil, a priori, establecer cuáles fueron las auténticas circunstancias del siniestro.

Además, tras realizar las pruebas de alcoholemia, el otro conductor dio positivo. No suficiente para alcanzar el tipo penal, pero sí como para que el seguro entendiese que el accidente, en el caso de haber sido provocado por él (cosa que ponían en duda), sería entonces fruto de una conducción temeraria debido a la ingesta de alcohol. Entonces existiría ya un tipo penal. Y, por lo tanto, siempre según las alegaciones de la compañía, la responsabilidad civil sería del presunto delincuente, no de ellos.

Esto era un problema, puesto que se trataba de una persona de escasos recursos económicos, que sin duda sería declarado en insolvencia. De ser así, Jaime D. B. vería muy difícil el poder acceder al cobro de alguna indemnización.

La conclusión:

Respecto del tema de la autoría, la búsqueda de las pruebas que descargasen de culpa a Jaime D. B. fue trabajosa, pero al final, a partir de los daños en los vehículos y del propio atestado de la Guardia Civil, se pudo elaborar un informe pericial donde no se dejaba lugar a dudas de lo realmente acontecido.

El aspecto penal también concluyó satisfactoriamente. No entraré aquí, por no ser el objeto de estas líneas, en la condena que se le impuso por delito contra la seguridad del tráfico al otro conductor. Lo importante es que, como era lógico y legal, se consideró responsable civil subsidiaria a su compañía aseguradora, y mi cliente recibió una indemnización total de alrededor de 5.000€.

En suma, un final feliz para Jaime D. B., fruto de buscar ayuda especializada y dejarse asesorar por expertos.

Tamara Ocaña García

Tamara Ocaña García

Una vez obtenida la licenciatura en Derecho se dedicó a conseguir la especialización de Derecho Procesal yde Daños, así como en Derecho Penal. Se ha destacado como una brillante e intuitiva profesional, muy especialmente en materia penalista. No sólo ya como abogada, sino como asesora integral, demuestra un alto nivel de compromiso con la profesión. Las mejores de las defensas jurídicas, está garantizada con esta prometedora y destacada profesional cuyo historial de éxitos legales se cuentan ya por decenas. Su ámbito de acción se centra en la reclamación de indemnizaciones y compensaciones por negligencias y daños en por infracciones en carretera y vía pública.
Tamara Ocaña García

(Admitimos clientes de: Parla, Pozuelo de Alarcón, Fuenlabrada, Leganés, Torrejón de Ardoz, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *