Indemnización accidente de tráfico Madrid: reclamaciones aparentemente sencillas

Indemnización accidente de tráfico Madrid

Manuel Díaz-Indemnización accidente de tráfico MadridEstimado lector, permíteme el siguiente símil. Se suele decir que en cada español vive un entrenador de fútbol dado que, con independencia de títulos, todos nos creemos capaces de plantear sin dudarlo un partido de nuestro equipo preferido. Pues bien, exagerando ligeramente, diré que algo parecido sucede cuando nos encontramos ante la posibilidad de conseguir una indemnización por accidente de tráfico en Madrid.

Extrañamente a lo que podría parecer lógico, sucede en muchos casos que, cuando se trata de reclamar una indemnización por accidente de tráfico, una gran cantidad de gente, considera sin dudarlo, que se trata de algo sencillo. Es decir, ha tenido lugar un accidente en el que he sido, supuestamente, la víctima. Mi vehículo ha resultado dañado y he tenido lesiones. Reclamo e inmediatamente me pagan lo que me corresponde.

¿Qué necesidad tengo de consultar a un abogado de accidente de tráfico? No quiero complicaciones, lo que quiero es que me indemnicen cuanto antes. Seguro que usted, estimado lector, se identifica con estos pensamientos o, en su defecto, conoce a alguien que se ha encontrado en esta situación. Pues bien, solo puedo decirle una cosa: una reclamación de indemnización de accidente de tráfico conlleva numerosos aspectos a tener en cuenta y que, de no ser controlados y, en su caso, acreditados, darán lugar a que te quedes sin nada a pesar de tener razón y ser, sin duda, una víctima.

No es lo mismo, por ejemplo, que el accidente se produzca en un lugar o en otro, de la misma manera que no es igual que el vehículo dañado sea nuevo o antiguo y, por supuesto, no tiene las mismas repercusiones que en el caso concreto se hayan producido lesiones en las personas o no.

Aspectos básicos cuando se trata de indemnizaciones por accidentes de tráfico.

En base a mi dilatada experiencia profesional puedo decir, sin rubor alguno, que no es posible en un artículo como este explicar todos y cada uno de los extremos que pueden darse en un supuesto como el que nos ocupa por lo que trataré de hacer referencia a los aspectos que considero son más relevantes y que permitirán al lector tener una idea clara de la complejidad de esta materia.

Indemnización accidente de tráfico en Madrid

Es el Real Decreto Legislativo 8/2004 de 29 de octubre el que aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre responsabilidad y seguro en la circulación de vehículos a motor reguladora de la materia relativa a los accidentes de tráfico. Este texto legal sirve, por ejemplo, y de manera fundamental, para determinar la cuantía de las indemnizaciones por lesiones en accidentes de tráfico dependiendo de su mayor o menor gravedad.

Este tipo de indemnizaciones pueden tener como causa daños de carácter material o daños de carácter personal, siendo posible también que concurran ambos en el caso concreto. La peculiaridad reside fundamentalmente en los daños de carácter personal, así como en el modo concreto en el que se haya producido el accidente.

Es posible que determinados daños de carácter personal producidos, así como la especial gravedad de la conducta de quien provocó el accidente, puedan dar lugar a indemnizaciones, dentro de un proceso de carácter penal, esto es, por delito.

La consulta con el profesional experto se hace, desde luego, fundamental ya que muchas son las connotaciones que pueden existir. Y es además especialmente recomendable acudir a un profesional independiente.

No quiero decir con ello que los abogados adscritos a las Compañías de Seguros que intervengan en el accidente no sean profesionales competentes, pero los usuarios son clientes a través de la Compañía aseguradora que es quien paga sus servicios. Ello inevitablemente, supone que siempre antepondrán los intereses de su empresa. Por ello, no dude que la consulta con el profesional independiente es la única forma de asegurarse que son solo sus intereses los que van a ser defendidos.

Indemnización accidente de tráfico Madrid, caso de Mª Isabel R.G.

Claro ejemplo de que es necesario el asesoramiento eficiente en todo lo momento lo constituye el caso que a continuación expongo. A mi despacho acudió Mª Isabel R. G. quien hacía unas semana había sufrido un accidente en las inmediaciones de la capital valenciana. Circulaba con su vehículo de marca Opel Astra cuando al cercarse a un cruce y comenzar a sobrepasarlo, fue embestida por otro vehículo que se saltó el stop por el que estaba obligado a detenerse.

El caso es que, en principio, no existía duda de la culpabilidad del accidente. El problema surgía en cuanto a la indemnización a percibir a fin de la reparación del vehículo de Mª Isabel R. G. En su taller de confianza habían valorado la reparación en 2.745 €. La compañía de seguros de Mª Isabel R. G., se había puesto en contacto con la del causante del accidente.

La respuesta de esta última había sido que la reparación del vehículo sobrepasaba el valor del mismo en el momento del accidente, ya que hablamos de un Opel Astra que contaba con 10 años de antigüedad. Y el consejo por parte de la aseguradora de Mª Isabel R. G.  fue el de aceptar la indemnización ofrecida de 1.563 €, ya que el argumento era perfectamente admisible.

Pues bien, nada más lejos de la realidad. Cuando hablo del asesoramiento experto de un abogado no me refiero solo a la hora de conocer los procedimientos legales. Tan importante como eso es conocer la práctica habitual y, no digamos, la Jurisprudencia, porque a través de ello podremos tener una inicial orientación del posible resultado.

Procedimiento judicial e indemnización.

Dada mi experiencia en la materia conozco la Jurisprudencia y en ella se hace referencia al argumento referido, pero no en la forma en que le fue explicado a Mª Isabel R. G. La finalidad de la responsabilidad civil es resarcir el daño, esto es, devolver el estado de cosas al momento en que se ha producido el hecho como si éste no hubiera tenido lugar.

Indemnización accidente de tráfico Madrid, caso de Mª Isabel R.G.

Si el coche de Mª Isabel R. G. fuera relativamente nuevo y la reparación fuera superior a su valor del mercado en el momento del accidente, no podría entregarse el dinero de ésta, sería, según nuestra Jurisprudencia, un enriquecimiento injusto. De la misma manera, cuando se reclama el valor de la reparación de un objeto es porque, efectivamente, puede ser reparado. Si no puede volver a su estado anterior carece de sentido la reparación.

La aseguradora de Mª Isabel R. G. no profundizó en los intereses de ésta ni fueron, sin duda, considerados prioritarios. El acuerdo se cerraría cuanto antes y eso es lo que importaba. No había otra vía que la interposición de la correspondiente demanda contra el causante del accidente y, por ende, contra su aseguradora.

Del hecho en sí del accidente no existía discusión, de hecho fue admitido por el responsable. Posteriormente fueron presentados por mí, tanto el presupuesto de la reparación efectuado por el taller, como el testimonio de un perito acreditativo de que la reparación del vehículo supondría su correcto funcionamiento.

A preguntas mías en el acto del juicio, tal extremo también tuvo que ser reconocido por el perito de la Aseguradora contraria con lo que no había más que discutir. Su Señoría dictó resolución en virtud de la cual condenaba al la Aseguradora del culpable del accidente al pago de 2.745 € a fin de ser efectuada la reparación.

Si no hubiera tenido lugar mi intervención, Mª Isabel R. G., no solo hubiera recibido una indemnización ridícula sino que con el importe recibido tampoco hubiera podido reparar su vehículo cuando éste le era necesario diariamente. Habría admitido sin más el argumento de su propia Aseguradora. ¿Puede pensar el lector que la consulta con un abogado experto en la materia de  indemnización por accidente de tráfico en Madrid no fue fructífera?

Manuel Díaz

Manuel Díaz

Es un reputado jurista que tras doctorarse con méritos en Derecho decidió especializarse en Derecho Civil y Derecho de Circulación. Después de ejercer por un periodo de dos años como profesor titular, inició su carrera en la práctica de la abogacía mostrándose como un consumado legalista. Tras una larga trayectoria repleta de éxitos profesionales, se sitúa hoy como uno de los abogados más renombrados del panorama legal. Se desenvuelve con renombrada destreza en expedientes relacionados con indemnizaciones derivados de accidentes de tránsito, reparación y compensaciones por daños, incapacidad por lesionesy remuneraciones por irresponsabilidades viarias.
Manuel Díaz

(Defendiendo con éxito a clientes también de: Alcobendas, Coslada, Getafe, San Sebastián de los Reyes, Alcalá de Henares, etc.)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *